En el pueblo de esta japonesa hay una tradición que se ha mantenido de generación en generación por la cual cuando una chica cumple 18 años tiene que hacerle una mamada al hombre más anciano de su familia, que en este caso es su abuelo. La chica del vídeo alucina porque esta es la primera mamada que hace y el abuelo tiene la mayor polla que se ha visto en toda la historia de su familia. Intenta chuparle la polla a su abuelo y metérsela en la boca, pero le cuesta muchísimo hacerlo y se esfuerza para darle placer al viejo sea como sea, porque el tío se tiene que correr para que se cumpla el ritual.

(14924)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

2 Comentarios