Este chico lleva bastante tiempo pensando en meterle la polla a su propia madre, pero hasta ahora nunca se había atrevido a hacerlo. Esta vez tiene un arrebato de ganas de sexo y la agarra del cuello con violencia para someterla. La amenaza y le da unos buenos meneos que dejan a la madura totalmente sometida para que el hijo haga lo que quiera con ella. Viola a la tetona de su madre y disfruta de cada rincón de ese cuerpo de zorra sin descanso, penetrándola a fondo y disfrutando con los gemidos que pega la guarra con cada pollazo.

(53788)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

2 Comentarios