El padre se acerca por detrás y comienza a sobar el culo de su hija, le baja la ropa del pijama y le clava toda la verga, así de fácil es el incesto cuando se tiene una hija sumisa y obediente que se deja hacer de todo con tal de no tener un problema, y es que aunque a esta joven adolescente no le gusta tener sexo con su padre, ella se deja hacer, prefiere que el padre este feliz y al fin y al cabo tan solo hay que dejarse follar de vez en cuando… ¿quien quiere una hija como ella?… 😀

(21283)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

7 Comentarios