Cuando se tiene una hija putita como la de este vídeo porno es muy complicado resistirse a la tentación de echarle un buen polvo, más aún cuando se cuela en tu dormitorio desnuda y se lanza a comerte la verga, ¿¡que puede hacer un hombre ante semejante ataque a sus partes bajas?!, pues aunque sea su hija se la tiene que follar, no hay otro camino, no hay otra opción factible, llegados a ese punto hay que follar, follar, y volver a follar, da igual si la madre duerme al lado y se la puede dar el disgusto de su vida, el sexo se impone, es tiempo de incesto… 😮

(50041)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*