Hay algunas hijas que son tan complacientes que harían lo que fueran para que sus padres estén felices. Este hombre se divorció hace mucho y no tiene novia ni nada, así que lo único que hace es matarse a pajas. Un día todo cambia cuando la chica le dice que ella le podría hacer mamadas si no se lo cuenta a nadie. Así que siempre se la chupa rápido en el baño para que descargue y se quede a gusto. Luego la hija escupe el semen en el baño y se marcha contenta y satisfecha por poder ayudar a su padre.

(41861)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario

  • Roberto 3 meses ago

    Mi nena desayuna toda las mañanas mi leche y le gusta que la folldn duro