Llevar mucho tiempo sin sexo hace que hasta las tías más macizas hagan cosas que son impropias de ellas. Por ejemplo, esta guarra piensa que su hermano y su colega se la podrían follar a la vez y tratarla como una buena puta. La tía les empieza a poner cachondos y se la follan mientras juega a la consola, que era lo que estaban haciendo ellos hasta que les ha ofrecido algo mejor con lo que jugar. Entre los dos le meten un buen polvazo penetrando su coño y su boca y se aseguran de darle una ración de semen suficiente como para que no necesite sexo en unos días.

(12729)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*