A la hermanita japonesa de este tío le parece que no es mala idea que vaya practicando a chupar pollas con el rabo de su hermano, porque no quiere quedar mal cuando se lo haga a su futuro novio. El hermano ya tiene experiencia en que le hagan mamadas, así que va guiando a su hermana sobre lo que tiene que hacer y lo graba con el móvil para que luego puedan ver el vídeo tranquilamente. Durante la mamada, que dura más de 10 minutos en los que la hermana chupa sin parar, le dice que le mire a los ojos. Y cuando se corre lo hace en su boca, pero le pide que no se lo trague rápidamente y que enseñe el semen a la cámara.

(27416)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*