Lo que comienza como un inocente masaje de este chico a su hermana, que ha estado todo el día haciendo deporte y ha venido cansada, termina siendo un pajote con los pies realmente morboso. La tía se pone cachonda con el masaje y le dice a su hermano que si quiere ella le puede devolver el favor de una manera distinta. No se quita los calcetines, así que en realidad ni siquiera se mancha cuando la polla de su hermano explota y comienza a sacar todo el semen de la corrida. El tío se queda muy a gusto y ella está súper feliz de demostrar lo puta que es.

(3469)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*