Esta zorra no puede evitar ser una adicta al semen y a las pollas, así que cada vez que le apetece va en busca de alguien a quien se la pueda chupar. A quien siempre se encuentra es a su hermano, un chaval jovencito al que nadie le había hecho una mamada antes de que lo hiciera su hermana. Vemos cómo la tía come la pollita de su hermano pequeño, chupándola con ganas y metiéndosela entera en la boca aprovechando que es de un tamaño bastante reducido. Cuando llega el momento se pone a succionar tal y como se puede ver en la forma de su boca y luego vemos todo el semen dentro de ella.

(23337)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

4 Comentarios