A esta joven putita le encanta el pollón que tiene su padre y cuando se queda sola en casa con su papá piensa en que le gustaría follar con él. La guarra le saca el gran rabo que tiene y se queda súper sorprendida por lo grande que es. Está tan duro que la zorra hasta se asusta al principio. Pero el tamaño de esta polla no es un problema para esta zorrita, que le hace una mamada a su padre espectacular y luego se abre bien el coño para que este tío pueda destrozárselo. El padre le revienta su agujero de todas las posturas posibles y la cerda recibe unas embestidas brutales hasta que su papá no puede más y le suelta todo el semen en la boca y cara.

(97183)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

5 Comentarios