Un buen masaje es todo lo que necesita un tío para bajar las defensas de cualquier jovencita por muy poco interesada que esté en el sexo. La mejor muestra la aporta este tío cachas tatuado, que entra en la habitación de su hermana y le dice que le da un buen masaje para que se relaje. Mientras la está masajeando le empieza a tocar el culo y luego folla a su hermanita a cuatro patas. Ella está tan cachonda que no se resiste y se limita a sentir cómo el rabo de su hermano entra y sale de su coño hasta que de repente le suelta una corrida en toda la cara y el pelo.

(140717)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*