Este chaval ya no sabe que hacer con su hermana, la chiquilla se ha vuelto adicta a los selfies, se pasa todo el día con las dichosas fotitos, incluso mientras mea se saca selfies, ¿¡pero como se puede ser tan gilipollas?!, total que el chico decide darla por el culo, ella está desprevenida con sus fotos y de pronto ZAS, siente la verga en su culo, pero tampoco se procupa mucho, sigue loquita con el smatphone y el hermano lo goza rompiéndole el ano. Así es la relación entre estos hermanos, intensa y curativa… no a los selfies, si al sexo anal, arriba el incesto.

(114951)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario

  • Josep Pagès i Canaleta de Cardedeu 1 mes ago

    Que haga lo que quiera ella si se deja follar y encular he je je , que buena esta la tia ..