El chico llega a su casa y se encuentra a la puta de su madre haciendo la comida, pero es que la mujer se ha quedado agilipollada mirando un pepino, parece que está toda cachonda y su hijo al darse cuenta comienza a sobarle el coño. Efectivamente, parece que mama está muy necesitada de sexo, como es habitual en la cultura japonesa el padre se pasa media vida en el trabajo y esta pobre mujer sola en casa, bueno sola no, allí está su hijo para consolarla por todo lo alto, y por eso la folla si coño peludo, porque a él le gusta ver a su madre feliz... 😮

(87868)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*