Este hombre entra en el dormitorio de su hija cuando ella duerme y la encuentra abrazada a un oso de peluche, es tan inocente pero a la vez está tan buena que el amigo que pone todo cachondo, acaricia las nalgas de su hija mientras la verga le crece bajo su pantalón, la pequeña siente las caricias de papa y se despierta cachonda, entonces el hombre se saca la verga y se la clava, la clava bien duro haciendo que la niña vea las estrellas, oh si que rico es el incesto cuando papa sabe hacerlo, tanto se excita el hombre que la llena el coño de leche, si si, el coño de su propia hija, ouhh shit.

(125714)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

9 Comentarios