El chaval espia a su madre mientras se desnuda y desde detrás de la puerta se toca la verga más cachondo que un mono, la cosa es que la mujer le sorprende y cansada de saber que su hijo se masturba a escondidas decide chuparle la verga, og dios mio!, es el día más feliz de este chico, esa mamada de verga jamás la olvidará y luego se folla a su madre, por fin todos sus sueños de incesto se hacen realidad, la de veces que se a masturbado pensando en mama y ahora tiene su coño en la boca, oh my god!.

(70532)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*