Estos hermanitos son un poco traviesos, son chico y chica se llevan apenas 1 año entre ellos y saben como pasarlo bien juntos, como por ejemplo está tarde, van a pasar la tarde en casa con la madre y organizan un juego de pasteles, pero lo que realmente les apetece a los chavales es follar como putos perros en celo, les gusta practicar incesto. Total que engañan a la madre para que cierre los ojos, y a menos de medio metro la hermana le comerá la verga, y es que además de gustarles tener sexo, les gusta la sensación de peligro, les pone bien cachondos que mama pueda descubrirles.. 😮

(3301)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

2 Comentarios