Las grandes tetas que le han salido a su hija y el cuerpazo que tiene son demasiado como para que este hombre se pueda resistir a las ganas de penetrarla. Mientras la chica se está duchando entra el tío con un paño con cloroformo y deja inconsciente a su hija. La ata en la ducha para que no se pueda mover y comienza a follarla, momento en el cual se despierta la chica y se asombra del miedo y por lo que está pasando. Pero su padre no deja de follarla hasta que ya se ha corrido dentro de ella.

(33542)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*