El chaval abre la puerta y ve a su hermana masturbándose como una puta debajo de la ducha, se queda un rato sobándose la verga hasta que se decide y entra directa a por ella. Su hermana es una gordita necesitada de sexo y él está ahí para hacerla feliz, así que se mete en la ducha con ella y le clava la verga, la verdad es que lo hace sin preguntar, pero que más dará, el chaval está seguro que la hermana terminará gozando. Y no se confunde, en el suelo del cuarto de baño, a cuatro patas, con las tetas colgando y la verga dentro su hermana se siente la mujer más feliz del mundo… 😮

(53694)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

2 Comentarios