Cuando a este chaval le entran ganas de sexo no hay nada que le detenga, por eso ha convertido a su hermana pequeña en su putita particular, pero es que el chaval es como un puto mono en celo ¡y ni siquiera la presencia de su madre hace que se corte un poco!. La madre está al lado mirando el móvil y el muy cabronazo le clava la verga a su hermana, la madre está apenas 2 o 3 metros pero con tener un poquito de cuidado seguro que no se entera, al fin y al cabo la señora se ha vuelto una adicta al whatsapp… 😀

(77055)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

3 Comentarios