A este buen hombre se le ha agotado la paciencia, cada días es lo mismo, su hija no tiene mejor momento para molestarle que cuando el señor se mete en el despacho para asuntos de trabajo, es entonces cuando a la hija se le comienzan a ocurrir cosas que necesita y no deja de molestarle. WTF!. Pues el padre ya está hasta las pelotas, tanto que castiga a su hija, y lo hace con mano dura, primero la azota el culo, le pone las nalgas todo rojas, luego la obliga a chuparle la verga y por ultimo se la mete, ¿incesto como método disuasorio y educativo?, pues si… JA.

(39065)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*