Este padre ha llegado a su limite, resulta que la hija se ha ido de compras y le ha dejado seca la tarjeta de crédito, no puede consentir que esto se vuelva a repetir así que la piensa dar una buena lección. A el hombre de toda la vida le ha gustado el BDSM y ha pensado que quiza si convierte a su hija en una putita sumisa y obediente no vuelvan a tener este tipo de problemas, así que lo hace, se piensa a follar a su hija como si fuera una perra cualquiera, la va a azotar el culo, y se va a correr en su boca de puta: al fin y al cabo piensa domar la fiera que lleva dentro para que deje de robarle dinero. 😀

(6255)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*