Esta deliciosa madre cabalga la verga de su hijo mientras dobla la ropa limpia, y es que no hay nada como tener una buena verga dentro mientras se hacen las labores del hogar, ¡y si es la verga de nuestro hijo mejor que mejor!. Así piensa esta señora loca y vaya polvazos que se mete con el chaval, madre mía. Las mañanas en esa casa son realmente deliciosas, el chaval después de desayunar se sienta en salón y al rato aparece la madre, se sienta encima de su verga y el muchacho ve las estrellas, unas estupendas mañanas de sexo con mama… yeah yeah.

(9025)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

3 Comentarios