Una madura a la que su marido no se folla como dios manda es un tipo de putita a la que todos nos gustaría penetrar, porque tienen el coño siempre súper húmedo y están muy salidas. Este chico sabe que su madre tiene falta de sexo y la convierte en su puta particular después de estar un buen rato metiéndole mano en su coño peludo mientras duerme. La mujer, en cuanto supera el tabú del incesto, empieza a disfrutar follando como hacía muchos años que no lo hacía, dado que su hijo siempre se la quiere meter y dejarle el coño bien roto.

(64009)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*