Este hombre ha llegado borracho a casa y en vez de abusar de su esposa, algo que ya le ha cansado, se va directamente a la habitación de su hija para meterle mano. Comienza tocándole las tetas, besándola y obligando a que le coma la polla. La chica tiene miedo porque es su primera vez, aunque comienza a relajarse cuando le come el coñito y se derrite de placer. Luego el padre comienza a follarla, la desvirga y acaba colocándola a cuatro patas para darle muy duro hasta que se corre dentro de su coñito y le vemos todo el semen gotear hacia afuera.

(72602)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*