Que abuelo y nieta tengan sexo no es tan frecuente como se pueda imaginar salvo en los casos en los que las zorritas están tan cachondas que buscan una polla madura que las penetre fuerte o cuando quieren algo a cambio. No obstante, en esta familia el abuelo y la nieta tienen acordado que se pueden masturbar el uno al otro o incluso comerse el coño y la polla. El objetivo es que los dos se puedan correr sin que nadie de su familia se entere. El viejo se corre gracias al pedazo de mamada que le pega la nieta.

(62856)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*