Este abuelo ve a su nietecita limpiando el suelo de la casa y es entonces cuando se da cuenta de que ya se ha hecho toda una, se le pone la verga dura y se agacha para sobar su hermoso culito, vaya vaya con la nietecita, parece que le gusta que su abuelo la meta mano, total que cuando uno se quiere dar cuenta la nieta está a cuatro patas y su abuelo le mete su veterana verga una y otra vez, ¡santo dios que forma de empalar a su propia nieta!, ¿y sabéis como acaba la cosa?, pues el abuelo lo goza tanto que es incapaz de poner el freno de mano, y ZAS! se corre dentro de la nieta cual animal desbocado…

(62306)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*