0:00
4:21

Este nieto jovencísimo estaba esperando su merienda impaciente, con un sándwich de nocilla, pero lo que acaba recibiendo son los melones de su abuela española. La mujer lleva mucho tiempo mirándole la polla al nieto y sabe que tiene entre las piernas un arma de destrucción masiva. Así que aprovechando que su madre no está decide follarse al chaval de una vez por todas. Le come la polla y luego se abre el pedazo de chocho que tiene para que el chico se la pueda meter poco a poco. Cómo disfruta la perra, parece que vaya a morirse del placer con cada una de las embestidas del chico.

(396801)

Descargar Vídeo

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

10 Comentarios